10 de febrero de 2019

° UNA ÓPERA EN LA NOCHE °




Ahora que he perdido todos los taxis libres para el cielo y el ostracismo acalorado de un limbo accidental, se me antoja que no es el mejor paraíso en el que tropezar, precisamente, ahora.

En mi último delirio termal, la dama en llamas sobre su caballo de fuego salió del televisor para decirme, que ya no hay sitio para mí, ni en el aire ni en el agua y que solo me queda la tierra sin heredar. 

Así que pensé en dejar de auto ahogarme en un beso y hacer algo sólido en el aire, para que pasado mañana cuando me  derrumbe, caiga con todas mis fuerza y haga tanto ruido que nadie se acuerde de las nueces. 

Buscaré en el tiempo muerto mis días contados para rematarlos, y sin futuro por delante, los demás recuerdos tendrán el perfume a jabón de lavanda y el aroma, aún caliente, de la piel de una mujer al despertar; patrimonio de mi silencio y ojo vago de mi memoria. También el jazmín mágico de su presencia hará de separador de anécdotas y, pintarė de rojo los azahares del naranjo, en las noches adoquinadas con cojines a la orilla de una antigua chimenea, justo cuando los sentidos se abren en flor. 

La madreselva me enredará en la ventana de mi dormitorio, mientras la esencia de mujer mira y otorga, ella misma sabrá cómo y cuándo taparme la boca. Sacará una caja de cartón, tirará del lazo y otra vez ebullirá la musica hacia el cielo y la tinta volverá a caer hacia abajo al escribir.

A pesar de que un tiempo después, graderíos llenos de miradas corrosivas, nos corroan, he de plasmar mi tour de la desventura en las cortinas de la biblioteca pública municipal, por ejemplo.

Colarme en las tertulias deportivas y universitarias para decirles que, el don del infortunio tiene su parte romántica e irresistible para determinadas personas. Que el fracaso, es una conducta adictiva y maníaca que te lleva al extremo de vivir madrugadas tan irreversibles como inolvidables. Que tocar el blues de la desesperanza, con la escolanía parroquial haciendo los coros en las Iglesias, es más que una experiencia religiosa.

Que debemos de fomentar la más triste de las desilusiones, pues es un seguro de vida que te obliga a seguir buscando en la noche, sexo, rock and roll y un plato de sopa. Hemos de obligarnos a informar, que el mal llamado "bienestar social", no es otra cosa que un "plan renove" del ambiente nocturno de las ciudades, financiado por el Estado, la banca,  los narcos y las clínicas de estética. Que ser crápula vocacional debería desgravar, como mínimo, los taxis y el alojamiento, cuando la urgencia llega frenética e imparable. Ah... y desvelar por qué llovió tanto en mayo del 1996.

¡Alguien más ha de saberlo!

Todo, he de contarlo todo, de la A al punto y final, bajo la estricta normativa del arte en el espacio tiempo, que es para mí como oirla decir.- "te espero desnuda en tu cama". 

Josetxu Erreke®2019







♤♤♤


5 de febrero de 2019

• EL QUIETO •





































Por donde se hace grande el fino río
despunta, entre dos riscos, la luna. 
Rasurada en la noche por su filo,
se alza magestuosa blanca y pura.

Sobre oscura agua, flota su camino
en ondas de fina plata que, se apuran
por llegar a mis pies sin conseguirlo,
mas yo las quiero en esta piel desnuda.

Las observo, comienzo mi recorrido,
un túnel con estrellas y aguas brunas
de mercurio alfombradas: voy del río
al lago bajo el flexo de la luna.

El agua sube a cada paso mío, 
pues el fondo de piedra, ahora de lodo
me frena bajo el agua turbia y sigo
hasta que quedo quieto, frío y solo.

Con el agua hasta el cuello y, los tobillos,
clavados en el fango de un pantano
al que creí un lago cristalino.
¿Jodido y empantanado? No es extraño.

Del firmamento llueven las lágrimas 
tronchadas de la risa inoportuna, 
y noto sobre mí una acrobática 
mueca bastarda y sorna de la luna.

No hay ninguna forma aquí de ayuda,
así que vuelvo al río como puedo,
la luna y su malévola luz bruja
marcha con su reflejo curvo y lento.

Esta es mi pesadilla preferida,
en mis sueños el fango me retiene
de camino a la luz de la perfidia,
quizá por eso, a ella, nunca llegue.

Se repite de noche cada día,
una inmensa metáfora que huele
a lodo seco y a gardenias podridas;
inmensidad que hoy me aplasta y muele.

Josetxu Erreke®2019



               Wagner - "El Ocaso de los Dioses"

♤♤♤


25 de enero de 2019

¿FOLLAMOS?





No me hace falta la luz
para demandar mi queja:
que en esta noche tan seca,
lo que me falta eres tú. 

No quiero yo más sueños
que dopen, por ti, estas ganas,
yo quiero cada mañana
darte candela despiertos.

Rompo todas tus postales,
te devuelvo aquí tus fotos,
tu música, tus detalles...

Quiero tus rasgados ojos
a un pelo de atraversame,
comiéndome el alma a trozos.

Josetxu Erreke®2019

👡
My House, 23 y 24 de enero de 2019



♤♤♤

24 de enero de 2019

SAXOFÓN






Contrastaba la noche
con mi alboroto interior.
Primeros años del puerto
poco antes del dos mil dos.

Era la noche marina,
con piel de mar en charol,
era la noche serena
y era mujer sin señor.

Suenan mis botas camperas
a blues lento y arrastrado 
mientras camino y voy viendo
varios garitos cerrados.

Yo buscaba el genuino
blues y su banda en directo,
aplausos, música en vivo,
me llevó mi oído diestro. 

Entré y solo se oía 
la banda y el saxofón, 
improvisaban de lujo
sobre un trepidante rock. 

Acompasando aquel ritmo, 
mi rodilla en el talón 
rebotaba, sin fatigas,
degustando la canción.

Nalgas que se meneaban
- eso también era un show -
otra copa, más volumen,
la luz azul del cañón...

Y sonaba el saxofón, 
y yo entendía su letra
partiendo la noche en dos:
la marina y la serena.

Cuando entraba el saxofón 
vibraban todos los focos,
la gente prendía, al son,
como mecheros sus ojos.

En su aullido, el saxofón, 
parecía decir, ven...
como si fuera el señor
de la noche hecha mujer.

Josetxu Erreke®2019



Memoria  de un pasajero: por todas aquellas pioneras jam-sesion de La Bullis Blues Band en Alicante, a Jügen D.E.P. A todos los músicos que tocaron y cantaron en aquel, hoy mítico, local de San Blas y tuve el gusto de tocar con ellos y a todos los públicos que durante, casi, dos años nos hizo pasarlo bomba.




22 de enero de 2019

A MI QUERIDO ÁNGEL CAÍDO:






















Ángeles caídos, rotos, 
desauciados de los cielos, 
quemen vuestros desconsuelos 
deshojando viejas fotos.  
Querubines exdevotos
con el tiempo abandonados 
en los frescos desconchados: 
¡Yo los llamo, venir aquí! 
Pido ayuda a quien vendí 
mal, mi alma en años pasados.  

Josetxu®Errekerre 

 Xirau, invierno 2019   










7 de enero de 2019

ARRUGAS EN LA MIRADA





Supongo que aún se ven las arrugas de mis recuerdos en la memoria de la piel de mi mirada y, esta, habla por si sola de media vida entre arenas movedizas y callejones sin salida, con la astuta picaresca por montera. Y dudo que exista un ácido hialurónico que rellenen los surcos del furor y los derrapes que, las madrugadas de ceño fruncido, dejaron en mí; herencia imposible de repudiar. 

 El mismo bolero que de nuevo marca mi voz como una res y, mi cara es incapaz de borrar las cicatrices de los puntos de sutura, ni los pliegues que, de por vida, te deja el dolor soportado cuando este perseverava de forma severa y sin piedad. 

Pese a que no he vuelto a pisar esos mundos, hay lenguas que siguen moviéndose como salmonetes en su fango, dándome el mismo trato que hace años - ya ves - creyéndose así más suspicaces que un guardia jubilado. La verdad es que no me quita el sueño y me da para escribir cosas como estas. 

Yo quise conocer, y también comprender, los dos mundos. Buscando nuevas experiencias, sensaciones y emociones me alejé de uno y, resultaron ser ambos mundos el mismo, las dos ramas que sujetan la una única tela de araña, donde si caes, claudicas y mueres como ser y con ello mueren tu sueño, la ilusión y tu sonrisa. 

Quizá por esa necesidad, o manía, que tenemos los tóxicos de seguir buscando ante y sobre todo, un buen día pude liberarme de esa tela de araña y salir de allí con un boleto de salida y medio paquete de Winston, a mil kilómetros de un hogar donde no te esperan y mucho menos tan pronto. Me quité todo lastre de mi sangre y de mi mente, otros muchos que de igual manera quedarán en mi memoria,  se quedaron atrás; y lo saben. 

Desgraciadamente para las lenguas aún tienen enquistada la secuencia en negativo de esa película que solo yo guardo entera, con credidos que asombrarían a alguna de esas lenguas y que jamás revelaré. Lenguas que, probablemente, en sus tardes de domingo al ceñirse la bata de la mediocridad, dudan de su propia entereza ante tal adversidad, al verse de soslayo en el espejo. Yo solo les puedo desear que ese quiste no se vuelva maligno.

                                                     Josetxu Erreke®2019 


...desde Xirau, Estacion de montaña.   




♤♤♤

29 de diciembre de 2018

INMISERICORDE





Me voy desvaneciendo por momentos. 
En la intemperie malva del ocaso
 nuestro de cada tarde, sopla el saxo
 de la desolación en mis cimientos.

Entre un payaso roto y excrementos
 de rata, extreno y guardo otro mal paso,
 cruel inmisericorde juez del caso
 que dicta bajo sus presentientos. 

 Ayer es un mañana que ya existe,
 pues ebrio de silogismo, aguanta entero
 a consta de tu sin razón y yo, 
mas sobra uno de dos y no es un chiste. 

 Logré hacer tu cubo Rubik, pero 
comulgar con ruedas de vespino, no. 

 Josetxu Erreke®2018  


Xirau Estación,  diciembre de 2018







♤♤♤



11 de diciembre de 2018

DORMIR SIN TI Y NO MORIR EN EL INTENTO




Me mata dormir sin ti, 
me estrangula, me asesina
me apuñala por la espalda, 
se me cae el techo encima,
me ahoga, me electrocuta,
los relojes se suicidan
mi corazón me ataca,
me ahorca y me fusila.

Dormir sin ti, es morir 
envenenado de ausencias,
mordido por las preguntas,
desnucado en la bañera,
degollado en una riña
ajustándome las cuentas,
combatiendo en la guerrilla
con la tropa Aragonesa, 
de una corn'á en la lidia 
de espontáneo en Las Ventas.

Sin ti el calor me aniquila 
como un soldado en Caláis
o un sicario que me última, 
o me atropella un autobús,
color rojo, en la avenida
y agonizo en un témpano 
de cama, de ti vacía.  

La aurora sin tu caricia
me araña igual que una gata,
es una resaca etílica
delirando cual Nerón 
sin Roma en llamas ni lira.

Y duermo en "la milla verde"
y ayuno en la silla eléctrica.

Qué voy hacer yo, si paso y
piso en mi cama una mina,
personal e intransferible,
si no estás en ella metida.
Se nubla el techo de yeso
y llueven las guillotinas.

Dormir sin ti es un pecado
mortal, en esta corta vida 
kamikaze y demacrada.


Me veo en las noticias:
"Abatido en un atraco,
 confirma la policía" 
"Victima de mi secuestro"
"Por negligencia médica" 
"Tropieza con un abismo 
sin un mal paracaídas"

El caso es que soy un caso
de los de estudiar en clínica:
me asfixia mi impropio olor
si no duermes cerca mía. 

Josetxu Erreke®2018


Playa de Calais, 9 y 10 de diciembre 2018.






♤♤♤

14 de noviembre de 2018

REX





Tratándose de ella, no hay palabras
que satisfagan este inconformismo 
incesante por hallar la expresión 
que defina, de una forma sencilla,
como crece la magnitud
de lo intangiblemente tuyo y mío
Porque quererla es egoísta y posesivo,
pues si de querer se trata, libre la quiero.

Porque, todo, me es insuficiente
y, lo máximo, suena a fecha de caducidad.

Porque, pronto, me recuerda a una revista
y ,tarde , es mi hora de comer mal y rápido.

Porque, inmensos, tan solo son los mares
y, los océanos, están muy limitados.

Demasiado, es hasta vulgar 
y, mucho más, falta de imaginación.

Porque, el infinito, lo tengo aquí al lado
y, más allá, lo veo un tanto hollibudiense.

Y yo, lo que quiero que sepa 
es que la amo a todo tren,
sin fecha alguna de caducidad
sin la exintencia del pronto ni el tarde.

Que no hay nada más inmenso 
que la claridad añil de sus ojos,
ni abismos de belleza hipnóticos
como los remolinos de sus pupilas,
donde perecer cada noche 
es un gusto demasiado placentero.

Mucha más oscuridad trae el cielo
y son interminables sus postales, 
porque lo infinito termina al besar su boca
y, más allá sólo estamos ella y yo
en nuestra hora perfecta: que es ahora y siempre.

Con nuestro simbolismo particular
se ha creado algo nuevo en el espacio
dándole el nombre de Rex, 
para que el azote del tiempo nos recuerde 
que estuvimos siemprejuntos...

Josetxu Errekə®2018



en Ronessa, noviembre 2018  




♤♤♤






6 de noviembre de 2018

ESTRAMBOTIC LUPO


 film Wolfman en Francia

Huelo el celo de hurones y ginetas
oigo el llanto de niños asustados,
la vista se me va multiplicando,
sintiendo el plenilunio entre mis cejas.

Noche moteada, toda ella, de hogueras. 
Por las sendas del monte corro y salto,
la ropa que me aprieta rompo y rasgo,
aullando a una luna pulcra y llena.

La furia chirriando en mis colmillos
y la fiera que trota en mi interior
mata por doquier, mata sin razón.

No he matado mujer, hombre ni niños.
Calma, el ganado, al lobo sin control
que cada veintiocho días soy.

... pero cuidense en próximos aullidos

Josetxu Errekə®


Delicia de noche en el Bocado del Toro, 4, noviembre 2018



*♤♤♤*