11 de agosto de 2017

• LA CONCIENCIA DE CAÍN •






Qué penita me da verte, 
qué pena me da mirarte, 
en el mayo de las flores 
empiezas a marchitarte. 

Maldita la mala suerte. 
Maldito juez que reparte 
sin sentencias, dolores, 
sin tan siquiera nombrarte. 


Dónde estás mal cobarde, 
que traigo ganas de verte, 
de coserte tus honores 
con plomo y que Dios me guarde. 

Vena del tallo del arte,   
vino y agua dan tus flores...
Qué penita me da verte 
qué pena me da mirarte. 

Josetxu Erreke®Elgran Ausente 



       ... padre no hay más que uno 



Calle Llagarto,  agosto 2017