18 de julio de 2017

• COMO EL MIMBRE A LA MADERA •




Yo que pasé por ahí
y nunca quise parar,
hoy tengo que maniatar
al Hércules que hay en mí...

Si consiguiera plegar,
desde la costa murciana 
al peñón de Gibraltar,
y en discreción salesiana,
por un momento borrar 
la bahia gaditana
y en fantasías saltar
de San Lucar a Triana.

Y cantar Pasa la vida*,
cena en la Calle Bétis*,
pintando los espaguetis
con tomate verde oliva. 

De las calas de Alkabir 
a coronar la albardilla, 
de la noche de Sevilla,
mirando al Guadalquivir.
Con lápiz de regaliz,
escribirte redondillas 
sentada entre mis rodillas,
lo más pegadito a mí.

Y el Aire, por Bulerias*, 
cama en el Hotel amor*, 
Camarón*, dos alegrias; 
los hermanos Amador...

Y en su modus fecundar
con tinta de poesía,
bajo el sol de Andalucía,
la flor de blanco azahar,
que con fiel alevosia, 
guardas en el paladar
-fino y veneno retard-
de esa boca que es mía.

Y al Cristo de esta capilla
pedirle algo yo quisiera; 
de penitencia, la astilla 
que en mi corazón cosiera
en nombre de su Sevilla,
sin mentar quien ella fuera:
yo quiero hacer una silla
con mimbre y noble madera.

Y sentarnos a la espera,
borrachos sin manzanilla,
de pasar en canastilla
toda una vida, entera. 

Josetxu Erreke®Elgran Ausente. 




(*) Pasa la vida 
     Calle Betis
     Las bulerias del aire
     Hotel amor 
     Camaron 

Estos son títulos de canciones del grupo sevillano "Pata Negra",  y esos pequeños versos, mi particular homenaje a Rafael Amador, pionero y artífice por excelencia de lo que hoy se conoce como Fusión Flamenca. 

La cama y cena ¡Ay! Que sin razón , yo no quiero...  del tema "Bodas de Sangre" letra: Fdco. García Lorca Música: Pata Negra, Rafael Amador. 




Calle Llargarto 18 de julio 2017