30 de junio de 2017

• KARAGÖZ •





Esa espalda ya era venenosa
mucho antes que el sol invertebrado,
sin manos, diese a piel tan hermosa,
con patente corsa, el dorado
que luce orgullosa 
tumbada, de espaldas y de lado.



Médula que emula a la serpiente
que agita el morbo cascabelado,
dispuesta a todo juego indecente,
zarabandea su envés endiablado,
sin sorna aparente,
me sentía un ratón cazado.

Sierpe sicalíptica, varilla 
de mar; diapasón concupiscente
que trae sones de olas a la orilla.
El sol sucumbía por poniente,
su oscura mantilla
arremete en la playa sin gente.

Y este adán observa su costilla
hecha cobra, danzar laicamente,
trenzando la cola en mi rodilla,
busca su lengua nuestro aliciente 
y en mis piernas, brilla,
su pícara risa adolescente.

La sombra escamada de su espalda
zigzagueaba entre muslos y arenas,
envaina la lamprea su guirnalda
que dilatan mis cárdenas venas,
ojos esmeralda
mueren, ensartada en mil escenas. 

Un turco karagöz en acuarela
se alarga bajo la media luna,
suelto y acoge mi cura gemela,
dos sombras extasiadas en una,
y el faro pincela
la huella de este verso en la duna.
  
Son momentos que guardo en propiedad
bajo un somier beis sin cerradura,
sin llave, ni más seguridad 
que el jake mate de su cintura.
Aún sin autoridad,
firmo y clasifico esta escritura.  




Josetxu Erreke®Elgran Ausente







La Sequia / Calle Llargarto, últimos de junio 2017 

NOTA de INTERES: El formato poético esta sacado de una recopilación de Sonetos de Don Francisco Quevedo, llamado " Sentencias"  donde no sólo se publican Sonetos, redondel las y citas, sino que indagan en la evolución del genio, entre tramas palaciegas,  traiciones, mujeres y pendencias.  










Afther Dark Snakedance 

18 de junio de 2017

• CABELLOS DE ÁNGEL ESCOGIDOS •




Tu espalda es un libro abierto
que algunos miran por fuera,
yo quiero pasar a dentro 
y escribir hojas enteras.

Tu boca es pura escultura 
donde el nirvana arde en sueños, 
galgos flacos se masturban
cavilando ser el dueño.

Tus manos son mi amargura,
que sin tocarlas me ahogan  
ninfas con furia de Miuras;
hadas que sueltan mi soga.

Por tus ojos yo voy tuerto 
manco, cojo, sordo y mudo,
hasta que por fin despierto 
abrazado a otro mundo.

Toda tú haces lo que soy
a veces fruta, otras hueso,
y por mis ayeres de hoy,
mañana escribiré ésto.

Josetxu Erreke®Elgran Ausente



Calle Llagarto, a mediados de junio, 2017

9 de junio de 2017

•MISS CELOFÁN•

 


Si pudiera dominar 
las faltas del devenir 
fundiendo en el porvenir 
la vida en número par.
Y poder multiplicar 
las noches en que, dormidos, 
cosimos los descosidos 
hilos negros de la alfombra, 
donde se escapa la sombra 
de dos amantes heridos.



Almas de fragil auguro  
unidas con celofán 
arrastrando un hoy sin pan
mas hambre para el futuro.
Dos fotos que, a contramuro, 
calzan con aire castillos
como si fueran ladrillos
resistentes a los años,
al moho, los autoengaños 
y al miedo de los anillos.


Josetxu Errekerre♧

◇ ◇ ◇


MIEDO A LOS ANILLOS

Por temor a los anillos,
fobia de lesa mesura.
Transgrediendo la cordura
enhiesta, cual los cerillos,
alcé muro de ladrillos
para tapiar el deseo
que dejome, tan ateo,
"Sacramento Instituido"
Loa, al amor tan sufrido
de Eurídices y Orfeo.

La lira que desgranaba
escalas intermitentes
de solfas incandescentes,
hila utopías aladas
desde cuerdas desgarradas
en aciago verso alado.
Trova, Orfeo obnubilado:
Qué el anillo... es artero
aguijón de cancerbero,
cual… Cerbero  desquiciado.

atte. mpazj.





Calle Llargarto,  primeros de junio

1 de junio de 2017

•LUNA ENTEJADA• (Las Lunas de Tejada II )







Las Lunas de Tejada, 10 años después 

Sobre el puente cansada y distraida
el sueño de ayer roe aún su mente,
envuelta en la gris bruma de la ría,
brilla, como herida aún caliente.

El cliché de una mueca le caía 
a sus pies, diciendo lo siguiente:
dónde está el capullo que me envía
sobres sin señas, ni el remitente
...

Despertó la bella, adherente 

al cristal de la sexta ventanilla.
¿Quė carajo hago aquí con ėsta gente?
en voz baja chistó a una chiquilla.
En el tren, el verano y su bombilla
diezmando va su luz fluorescente,

yo venía del mar y ella de una villa,
vizkaína; Durango, exactamente.



Si el acaso, nos juntó calle arriba,

yo no fui culpable; ni inocente.
No es este paraíso que prohíba 
librarnos de estas ropas con la mente. 
En la noche granada, buganvillas
azules campanean al relente, 
premonición mía que amartilla 
la imaginación que arde paciente.

Las ojeadas, de pronto, se escurrían,
calles oscuras láten excitantes...  
plazas y callejones se vacían 
cuando el deseo envida a ser amantes.
Los pasos paran, como manecilla
de un viejo reloj,  pero su valiente
boca besó la mía y, a cuchilla,
ensancha el cordiale a todo entente.

Se desató, sin tregua, dos guerrillas
en un zaguán sin freno y en pendiente,
entre abrazos suicidas, y anillas
que, en mi torso, estiró sádicamente,

olía a adoquines de capilla,
a techos de pizarra, a eco ahuyente,
a saliva y a sexo que acribilla
la conciencia, el recato y la mente.

Su secreto podó bien, y a hurtadillas,
la raíz de la noche inovediente,
me empujó a un coupe, a toda pastilla,
rasgándonos la ropa con los dientes.
Colgó suave su anillo de pedida
del piercing de mi pecho palpitante,
se tragó su pieza en su bebida,
brindando, en sus zapatos de piel de ante.
Vimos menguar la luna; nos advertía...
y en plan "ex presidiario busca amante"
como si no existiera más que un día,
ardió Roma, Troya y Alicante.

Desgajamos la luna que vestía
los caminos de luz azul bramante,
estiramos un adiós que se sabía,
que rompería en fatuo y gris instante.
Cansados por las idas y venidas,
calzamos con arcilla los gigantes,
tiramos, sin guardar, al mar las bridas
y los trenes pasaron por delante. 



       Josetxu Erreke®Elgran Ausente.




                                 Calle Llargarto, primeros de junio....2017