18 de febrero de 2017

YO QUIERO SER MATADOR -Décimas- con el Contrapunto del poeta Ovidio Moree (todo un lujazo!!




Yo quiero ser matador.
Matador de globos sonda,
del filo oscuro que monda
mi perfil de soñador.
Al gas que mata el candor
malagueño de una rosa. 
La nube marrón que posa
sobre el coco la tristeza,
con marcial delicadeza
la enterraba en una fosa.

Al arquero, que sin flecha,
tensa bocas hacia bajo,
he de aviarle de un mal tajo,
sin posponer duelo o fecha.
Seré el diestro que acecha,
a la anestesia mental,
al Fausto sentimental
repartidor de horas muertas, 
y al fantasma que en reyertas,
busca un fin trascendental.

Yo les agilizo el paso 
del enigma cerrazón 
que danza en mi habitación, 
por una esquela en "El Caso".
Como el alado Pegaso,
de la sangre derramada
emergeré, mano armada, 
ni poeta, ni rimador,
yo quiero ser matador 
de tinta en lugar de espada. 

Elgran Ausente.                  Calle Llargarto, invierno 2017


Mejor tinta que la espada,
mejor letras que tortura,
mejor la sabia lectura
que la sangre derramada.
Mejor besar a tu amada
que disparar un cañón.
Mejor tener vocación
por la pluma o el pincel
que ser un sicario fiel
de la guerra y la extinción.

Mejor pecar de paloma
que de buitre carroñero.
Mejor ser un caballero
que un espía que se asoma.
Mejor practicar la doma
del verso y ser un poeta.
Y es mejor ser la veleta
del viento cuando acaricia
que ser el humo que asfixia
con cianótico violeta.

Mejor ganar la batalla
con  música y con bel canto,
que ser dueño del espanto
y ser el que mata y calla.
Mejor ser una antigualla
que un snob de marca y pose.
Mejor disfrutar del goce
que nos brinda todo el arte
que ser un vil estandarte
que sólo el mal reconoce.

Mejor ser un buen aliado
y ser honrado y modesto.
Mejor tener un buen gesto
que estar siempre endemoniado.
Mejor estar modelado
en barro que en porcelana.
Y mejor hoy que mañana
decir: “te quiero, mi vida”,
que ser como un herbicida
que destroza la sabana.

Por eso, Josechu, amigo
estoy de acuerdo y me sumo
a tu causa, y yo presumo
de contrapuntear contigo.
Y con cariño  te digo
que agradezco tu versar
pues me has hecho exorcizar
los más feos sentimientos
que el hombre, como sarmientos,
retiene en su muladar.

O. Moré
18/2/2017