23 de marzo de 2017

• VAMOS A CONTAR MENTIRAS •2.7




Es un virus de dama y medicina,
que ataca al apetito visceral  
haciendo de mis tripas su herejía  
y de las tres de pronto quiero más.

Sus enzimas en vez de dar tortura
me acribillan el cuerpo con cosquillas,
yo "era" inmune y ahora sin vacuna
busco, enfermo, De ella alguna pista.

Me mareo en las sombras de su busca,
con sus verbos atándome la boca,
y haciendo de las mías sin las suyas
un cóctel de locura transitoria.

El efecto especial de su sonrisa
no es apta para todas mis verdades. 
Entre todos los públicos camina
y para mí me arrastra por las calles.

Parda esfinge con botas ¿Dónde paras?
Rastreo "la hernandina"* y en su ruta
creo verla pasar en un dos plazas
y me ciega un camión de la basura.
  
Oigo fuertes chillidos de ultratumba, 
y disparo su nombre con el dedo
a las farolas solas y desnudas 
bajo el rastro insaciable del deseo.

Veo que los espejos hechan humo
yo maldigo mi suerte a cara perro,
ni al matón de mi barrio hoy saludo
pues si muerdo le inyecto hasta veneno.

Llego a casa y me bebo un litro entero
de agua limón fijándome en la luna,
suena el móvil y ríe allá en su cielo
el universo con muy mala uva.

No es broma, ¡Se cortó la cobertura!
en medio de un "aquí sola y sin sueño..."
ni el buzón de voz da seña alguna
y otra vez caigo enfermo y sin remedio.



Josetxu Erreke®Elgran Ausente.

  Calle Llargarto, marzo 2017. 


...a María Ezk