29 de noviembre de 2013

• VERSO A METRO •2.17







 Si el camino fueran versos,
los kilómetros, palabras;
no habrían peros que valgan
para, frente a frente, vernos. 

Escribiría por metros,
sobre la continua estría
- con un rotulador negro -
en líneas de la autovía.
Verso, tras verso tras verso
todos unidos en fila
en una sola poesía;
 permanentemente nuestros.

Cuando el sol eche su velo,
yo sumaré el recorrido 
en versos, y lo medido
a mi destino, lo resto.

y en mis noches de vesania
iré hilando las rimas,
calculando en cuantos días
me versare media España. 
No es redención ni hazaña, 
es un viaje a la locura
de lírica singladura,
y rimas que me acompañan.

Pues necesito esos versos
para no sentirme solo, 
y como si fuese un loco,
acercarme verso a metro.


Josetxu Erreke♤Elgran Ausente.


Versos reformados por Josetxu Errekerre, primeros de septiembre 2017. Calle Llagarto. 







24 de noviembre de 2013

HISTORIA DE REBECA: LA LOCA DE SAN BLAS



LA HISTORIA DE REBECA: LA LOCA DE SAN BLAS 

La canción de Maná, "El muelle de San Blas", era de una historia real. Este fin de semana tuvo su final con la muerte de su protagonista, Rebeca Méndez Jiménez, una mujer de 63 años que desde 1971 esperaba en el puerto el regreso de su novio, un joven que salió a pescar y jamás regresó. La mujer fue homenajeada por los pobladores de Puerto Vallarta, donde se convirtió en un símbolo por la espera de su amor. Fueron más de 41 años que esperó a su amado Manuel, quien salió de pesca. Sin embargo, quedó atrapado por un huracán que azotó el mar. Nunca más se supo de él y tampoco se encontró su cuerpo. Estaban a una semana de casarse. El golpe fue tan fuerte para Rebeca que desde el día que desapareció Manuel, lo esperó con su traje blanco. Bien fina ella. Con esa elegancia vendió dulce a los turistas en el Muelle de San Blas. Allí fue que el líder de la banda, Fher, la conoció en la década de los noventa. Se interesó por su historia y la convirtió en una de las más hermosas canciones de Maná. El cuerpo de Rebeca fue incinerado y sus cenizas arrojadas al mar en búsqueda de su gran amor por las autoridades de Puerto Vallarta, quienes piensan levantar un monumento donde la mujer esperaba a su amado con el fin de recordar por siempre esta maravillosa historia. 


Como suelo decir, detrás de cada verso o canción, siempre hay una historia...


Elgran. Ausente.




AGREGA TUS POST Y PROMOCIONATE AQUÍ, EN "LA PLUMA"

19 de noviembre de 2013

MEJOR QUE NADIE


           Foto y pose de Josetxu Errekerre 

Se me olvidó quererte,
como hubieses querido,
se me pasó besarte
asaltarte a traición.
Me olvidé de abrazarte,
pellizcarte al descuido,
se me fue el santo al cielo
y no quiero, y no puedo,
darte otra explicación.

Se me olvidó contarle
al oído a tu ombligo,
que soy mejor que nadie
extraviando cumplidos,
se me olvidan las fechas,
cenas y compromisos.
Y no voy de filigranas,
-ni ganas -
voy de mal a peor.

Despegué paso a paso
el tiempo recorrido,
encontré otro fracaso
que lo doy por perdido.
Pero Ángel o Demonio
hay algo que no olvido:
Que eres Inolvidable,
(condenada canción...)

Elgran Ausente.










13 de noviembre de 2013

"DAME LA ESPALDA"



Tu espalda emula, en bronce, serpiente
si te propongo estando al lado

jugar al veo veo y verte,
zarabandeando el cuerpo arrastrado .

Dame esa metálica espalda,

y úntate de aceite las ideas
Y escribir versos en tus nalgas,
y leerte otros nuevos a ciegas.

Dame esa espalda, venenosa,
que mi pecho moja y cae en falta
antes que la noche sea impropia,
en las tardes de ocasos malvas.

Y suelto tus cabellos, tus manos,
desbordada espalda en cascada,
caballos sin riendas ni bocado
aran corazones y playas.

Hundir la garra en tus costillas
ver el cielo raso en la cala,
el swing de olas nos excita
sin vernos saber que no hay calma.
  
Elgran Ausente.





 este "

4 de noviembre de 2013

• EL CELO DEL DEMONIO • 2.7

              



Será escueto éste testimonio,
como largo y ciego mi castigo.
No fue despechado amor, ni odio,
fue algo, solo que siempre olvido.

La ropa dejada en las perchas,

alcanfor, mis gafas, periódicos,
las frases en camas tan mal hechas,
condones y hierba bajo el nórdico.

No hay mal, que bien sea transitorio,

hoy puedo rubricarlo y lo afirmo,
ama de llaves del monopolio
del ser ausente de mi vacío.

Su labio flamenco y babilonio,

arcos driblando el pensamiento,
cabriolas con celo de demonio
y en su beso, yo, un ángel caído.

                         
Josetxu Erreke®Elgran Ausente. 


Texto retocado por Josetxu Errekerre, Calle Llagarto, primera 2017